Para los que pasamos nuestra infancia en los años 80. Para los que pasamos los 45 pirulos. Para los que recordamos un tiempo más simple (no digo mejor necesariamente, tan sólo más inocente).

Para todos los nostálgicos.

La lista seguirá creciendo a medida que encuentre o me hagan llegar joyitas perdidas en el tiempo.

¡A recordar se ha dicho!

 

Reclame de whiskey Mac Pay (alias aguarrás), Uruguay, años 80.
No sé ustedes, pero me pone en un estado de exitación esto que no sé si tomarme un Mac Pay o darme un ñoba de agua fría.

 

Reclame de whiskey Old Times (para no ser menos, alias removedor de pintura), Uruguay, años 80.
“Poetas, músicos y pintores, describieron sus infinitos matices y captaron, en el paisaje de gentes y costumbres, una presencia constante, generosa y vital: el whiskey”. Espectacular lo poético del relato. ¿Quién escribe así hoy en día?

 

Reclame de Azul FM, Uruguay, años 80.
Debe ser uno de los comerciales más hermosos. Imposible olvidar los albatros y el beso del final, formando un corazón. Aunque fue editado brutalmente, sin embargo: no se puede mostrar aquí lo que pasó después del besito…

 

Reclame de cigarrillos Coronado, Uruguay, años 80.
“Un apretón de manos, hermano”. Y un cáncer de pulmón. No importa. Calidad es calidad (hablo del reclame, eh).

 

Reclame de ANCAP, Uruguay, años 80.
“El camino es mi vida…”

 

Reclame Chiquilín de el Trigal, Uruguay, años 80.
“Choco-choco-choco-chocolate, chiqui-chiqui-chiqui-chiquilín…”

 

Reclame de Ottonello, Uruguay, años 80.
“Señor, ¿me hace usted un favor?” Me había enamorado de la gurisa esa y le hubiera hecho cualquier favor que me hubiera pedido. (Ojo que yo andaba por la misma edad, eh).

 

Reclame de Ottonello (la secuela), Uruguay, años 80.
Acá vemos a mi primer amor ya más crecidita.

 

Reclame de championes Pampero, Uruguay, años 80.
“Aquí, se corre con Pampero…”

 

Reclame de chocolates Burbuja, Uruguay, anos 80.
“Soy el papá, papá burbuja…”
Este… A esa “mamá” le doy ahora (si me consiguen una máquina del tiempo)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *