Me levanto a 7:00AM. Mi acompañante en vida todavía duerme. Como siempre, es mi placer preparar mate antes que acompañante se despierte, para demostrar mi amor temprano.

Lleno de agua jarra que tiene resistencia que calienta agua y toco botón. Me dirijo baño para lavarme cara, dientes, y echarme cago. Escucho jarra que tiene resistencia que indica que agua pasó cien grados. Grande puta. Agua muy caliente. Abandono baño, puteando, con papel higiénico zangoloteando por aire a gran velocidad, y distribuyo agua a más de cien grados en tazas (para que se enfríe).

Vuelvo baño, me limpio bien, y me lavo dientes.

Cinco minutos más tarde penetro dormitorio con termo con agua con temperatura correcta, con mate y bombilla a punto para recibir líquido.

Mi acompañante en vida se despierta y pregunta hora. 7 y 15 respondo yo. Empezamos a tomar mate como se realiza cada mañana. Agua disminuye, mate se acaba. Miro hora. Todavía hay tiempo antes de ir a trabajar.

Me pongo con mimos.

Dejáte de joder que estoy en días, me responde bruscamente, mi acompañante en vida. Gran puta, pienso yo.

Hora de salir de casa.

Me voy a tomar tren (vivo en Toronto). Multitud de gente sube. Gente se ocupa, durante viaje, con teléfono de estiércol. Cabezas en ángulo de 45 grados, mirando pantalla. Manga de mongocefáliconienses.

Llego a mi lugar de laburo. Abro outlook de estiércol. 40 mensajes apestantes, 20 inútiles, 10 de reuniones de entrenamiento para aprender a obtener corrección política en vida de gente. No acepto mensajes. Estoy bastante caliente a hora día momento, etc. ¿Entienden? Difícil de explicar políticamente correctamente.

Salgo a almorzar. Mis cuatro colegas hablan solamente de corrección política, enfilo para lado opuesto a colegas. Pido hamburguesa con queso y papas, fritura en aceite a temperatura sobre 100 grados. Me dan hamburguesas y papas. Pido también refresco. Me dan refresco. Me como y tomo asunto. Eructo con gusto. Flatulo. Miradas hacia mi lado, pero como todo tiene corrección política, rápidamente miran hacia lado diferente.

Vuelvo a lugar de trabajo. Me rasco testículos antes de ir a reunión de corrección política, porque no tengo tiempo de hacer trabajo real (15 minutos) antes de reunión.

Vuelvo de reunión. Hora de salir de lugar de trabajo. Agarro mis cosas, me dirijo hacia estación de tren. No hablo con nadie en vagón, por temor a no estar en corrección política.

Llego a casa.

Mi acompañante en vida se queja que tuvo tres reuniones sobre corrección política y que perdió cinco clientes por no poder ir a reuniones con clientes. Dice que no quiere hacer chunga-chunga porque dolor molesta cabeza.

Puteo, me pajeo violentamente y me voy a acostar. Fin de mi día de corrección política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *