Mi esposa (búlgara ella) acaba de volver del supermercado con una bolsa que contiene lo siguiente:

 

Me pareció lo suficientemente interesante para ponerlo aquí. Estoy comiendo mandarinas de Uruguay aquí en Mississauga. Como lo hacía en el paisito, hace más de 27 años.

¿Qué tal? Qué lo parió a la globalización que se nos viene, que se nos viene.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *