LA PREVIA

Bueno llega la hora de la verdad. Vamos a saber para qué estamos. Si para meter la bañadera atrás buscando un empate en cero goles, alargue y penales, o si para atacar a Portugal y ganarles. Conociéndolo al troesma, me la juego por la primera…

 

PRIMER TIEMPO

Acá estoy en casa de unos amigos ucranianos que como están locos de la vida que Rusia se comió tres con Uruguay, nos invitaron a ver el partido con ellos.

¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOLLLLLLLLLLLLLLLLL la loncha de la coraaaa!!! ¡Cavaniiii!

Llamada de Bulgaria (mi cuñada) para felicitarme.

Llamada de Bulgaria (mi suegro) para felicitarme.

Bue, ya le dimos la pelota a los lusos, pero me cago en la gran… En cualquier momento nos empatan. En cualquier momento.

¡Ahhh, casi casi la metió Suárez de tiro libreee!

Otra cerveza, sí claro, ¡cómo no! Y más pollo y otro bife, sí, claro, gran amigo ucraniano.

 

SEGUNDO TIEMPO

Berp.

La gran puta seguimos perdiendo la pelota en la mitad de la cancha, en nuestra área y en la zona portuguesa. En cualquier momento nos clavan.

Gol. La puta madre. Gol. Lo sabía, lo había dicho.

Ay qué fulero viejo en cualquier momento nos clavan el segundo. En cualquier momento. Lo digo desde ya…

Mi mujer se vuelve a casa porque dice que se pone muy nerviosa. Va saliendo. Sale. Cierra la puerta. Me sirven una cosita para tomar.

¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOLLLLLLLLLLLLLLLLLLL la puta que me parió! ¡Cavaniiii!

Llamada de Bulgaria (mi cuñada) para felicitarme.

Llamada de Bulgaria (mi suegro) para felicitarme.

Terminalooo hijo de putaaa, terminalooo.

Sí otra birrita y si se puede, algo un poco más fuerte. Una vodka, amigo.

Terminalooo la puta que te parió.

Kesman dice: “y van un minuto y medio del tiempo agregado y yo me estoy agarrando las pelotas”. Traduzco lo que dice Kesman a los ucranianos. Les causa mucha gracia y me ofrecen una vodka (al fin). Gracias Mariscal.

¡Terminóóó!

¡No, todavía no terminó!

¡Terminóóó ahora sí!

 

POST PARTIDO

Berp.

Llamada de Bulgaria (mi cuñada) para felicitarme.

Llamada de Bulgaria (mi suegro) para felicitarme y para putear al juez por no haberle sacado roja a Ronaldo. Lo pongo a hablar con los ucranianos que hablan ruso, ya que mi suegro habla ruso. Le hablan y hay una pausa… Luego contesta algo… El ucraniano le dice algo. Otra pausa… Me felicita nuevamente y cuelga. (Hablamos en francés entre nosotros, el búlgaro y yo).

Textos de compañeros del laburo.

Llamada de mi casa (mi mujer) para decirme que se enteró que ganó Uruguay porque mi padre llamó a casa para hablar conmigo y le contó. Le digo a mi jermu que los ucranianos dicen que vuelva para festejar. Dice que no, que está cansada y nerviosa.

Berp.

¡Uruguay carajo nomá!

Se aparece mi jermu repentinamente en la bicicleta. Me entero que el ucraniano le dijo a mi suegro que su hija (mi jermu) habla mejor ruso que él. A la pipeta. Le arruinó la noche al búlgaro seguramente, no debe haber dormido. A esta hora todavía está levantado puteándolo al ucraniano por atrevido.

Me mamo.

Nos vamos. Mi mujer vuelve en bicicleta, yo caminando bajo el sol que raja (5 de la tarde, 37 grados, 45 de sensación térmica)

En mi barrio hay muchos portugueses, polacos, croatas, etc. Sobre todo muchos portugueses. Hasta antes del partido habían banderas portuguesas por todos lados, en casas, autos árboles, etc. En el camino de vuelta (5 cuadras) no veo ni una. Pongo CX 22 radio Universal en el speaker del teléfono, subo el volume al máximo. Vuelvo a paso tranquilo, con una cara de felicidad que no puede ser.

Eructo gustosamente. Alguien me mira desde una entrada, con cara de culo.

¡Vamo arriba Uruguay!

PD: le mandé un email a mi cuñada que le diga al suegro que lo del ucraniano era una broma, que estaba borracho…

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *