Desde hace un tiempo, la ciudad rajó al joraca a los trabajadores. Luego privatizó la recolección de basura. Más recientemente, las compañías contratadas para realizar el servicio, rajaron a más de la mitad de sus empleados, reemplazándolos por estos camiones “robots”.

¿Qué estarán haciendo los trabajadores que se quedaron sin trabajo?

¿Estarán comprando iPhones, autos, casas? ¿Moviendo la economía?

Ya lo averiguaremos cuando nos quedemos sin trabajo y vayamos todos a hacerles compañía.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *