31 de Mayo de 2019.
No hay caso, el calorcito no quiere venir. Unos 16 grados cuando ya debería haber más de 20.
Toronto Harbourfront bajo una niebla de la gran pucha.
Tuve que rescatar a una señorita pata de un pato degenerado que no la dejaba tranquila. Y bueno, para eso estamos los gauchos, qué canejo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *