Ya es la tercera vez que nos paseamos en bicicleta por las cataratas del Niágara. Aquí en pleno otoño. La eterna nube que generan las cataratas era como un chaparrón constante y no me pude acercar al borde mismo para filmar ya que no quería hacer el viaje de vuelta empapado. Otra vez será. De todas formas hay bastante para ver en el video.

 

Los colores del otoño

 

Esto es opuesto a las cataratas (que están a mis espaldas)

 

En bicicleta con mi esposa y unas amigas. Fue corto el viaje, solamente unos 10 km ida y vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *