Hoy 10 de junio de 2020 y con unos 31 grados de temperatura (40 de sensación térmica), no se me ocurrió otra cosa que estrenar el “firepit” (el plato de metal para hacer fogatas) y mandarme un buen asadito. Claro, he tenido que hacer unas pequeñas modificaciones, o mejoras mejor dicho (valga la redundancia). Por ejemplo, armé un trasfoguero para mantener la brasa viva y una parrilla. La parrilla la compré igual que el firepit, pero el trasfoguero lo hice yo.

Bueno sin más ni más, aquí el video que documenta todo el proceso de este asadito en un mediodía de fines de primavera en Mississauga, Canadá, con un calor de …

La bandida de mi jermu “trabajando desde casa” en la terraza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *